Videoman

Videoman ha muerto

Junio 2011 LIA ¬‐ Fundación Gilberto Alzate ‐ Plataforma.

Workshop INSERCIONES EN EL ESPACIO PÚBLICO CON VIDEO

Fernando Llanos (VIDEOMAN) Mexico

De Súper Ratón a Videoman: arte de alcantarillado

Carla Macchiavello.

 

Imaginarse un arte de alcantarillado puede ser difícil en primera instancia considerando el poco “pedigree” cultural con el cual se asocia este último término. Sería algo así como un arte que ocurre en lo más bajo de la calle, aquel lugar por donde pasan todo tipo de fluidos, aguas y desechos, corriendo a lo largo y lo subterráneo de las ciudades modernas como otra red de tránsito distinta al metro. Un arte que sigue el camino de lo abyecto, de lo que permanece oculto hasta que una catástrofe tipo inundación, un “invierno” particularmente largo y fuerte, alguna falla del sistema o un artista con poderes imaginarios permitan que se rompan canaletas y conductos para hacer explotar aquel espacio público que pareciera ser más el dominio de ratones y elementos fecales que de la alta cultura o cultura a secas. Si bien la mierda en el arte a lo largo del siglo XX y lo que corre del XXI ha sido ampliamente investigada, manipulada, enfrascada e incluso teorizada (como en el caso de los KaKa, de Kristeva a Kuspit), el espacio metafórico y literal de la alcantarilla y su relación con la ciudad y su funcionamiento diario han sido poco explorados. No por nada el Súper Ratón de Terrytoons adquiría sus poderes de la comida que ingería en un supermercado, sin bajar a las cloacas que habitan sus compañeros de especie. En el mundo contemporáneo ya ni los ratones quieren comer mierda.

 

Videoman, la encarnación callejera del artista mexicano Fernando Llanos, recupera ese espacio real e imaginario de la cotidianeidad urbana. Si bien no desciende al alcantarillado (aunque sí se ha sumergido en los túneles de Guanajuato (2006) e incluso readaptado la perspectiva del perro Flush de Virginia Woolf haciendo, sin embargo, un pequeño cambio de raza), Videoman se hunde en los contenidos no tan limpios ni visibles de las diversas ciudades por las que transita. Cual Batman, el avatar de Llanos sale a recorrer las calles de noche, aprovechando la oscuridad no para proyectar su símbolo (el cual muestra de otras maneras por medio de afiches, neones y muñecos, entre otros), sino para volver visibles imágenes exhumadas de archivos, internet y videos de otros, así como señales abstractas y grabaciones propias que manipula in situ, proyectándolas en video sobre sitios específicos de la ciudad. Gracias a un arnés especialmente construido con un mini dv, DVD, proyector, cámaras, computador, controles, cables y otros elementos como casco y traje con luces fluorescentes, Llanos lleva, carga y proyecta videos sobre muros, calzadas, galerías, tarros de basura, monumentos, túneles, camiones, árboles y hasta globos. Además en ocasiones porta micrófonos para grabar las reacciones de los transeúntes que intercepta en sus recorridos o las opiniones de públicos específicos, las cuales son luego proyectadas en lugares previamente seleccionados (como en el caso de las voces y cuerpos que emergieron sobre la fachada de la sede del Partido Popular en España en el 2008, tras declaraciones hechas por este último respecto a la propuesta de una reducción en la edad penal en el país).